Proyecto Patrimonio - 2005 | index | Jorge Marchant Lazcano | Autores |



"BROKEBACK MOUNTAIN":


VAQUEROS CONFUNDIDOS

Por Jorge Marchant Lazcano


Hasta hace no mucho tiempo, antes de la proyección de la película en los cines chilenos, se exhibía un comercial de una conocida marca de cigarrillos. El mundo de "los hombres Marlboro". Esto era, el panorama del vaquero norteamericano, hombres de recio aspecto, cabalgando tras el ganado por las extensas praderas del oeste. El cow-boy macho que convive entre machos de su misma especie sin necesidad aparente de mujer, una imagen tradicional y casi mitológica, no había sido cuestionada por Hollywood hasta los extremos que arriesga "Brokeback Mountain", la nueva película del taiwanes Ang Lee, triunfadora en el Festival de Venecia y firme competidora al Oscar.

Sin embargo, Anne Prouxl, la autora del atractivo cuento largo publicado por la revista New Yorker en 1997, intenta excusarse, tal vez ante los ojos de una Texas conservadora, racista y homofóbica -territorio del Presidente Bush -, diciendo que "Brokeback Mountain" no trata de dos cow-boys, sino "de dos confundidos chicos rancheros de Wyoming en 1963, que han dejado el hogar para encontrarse a si mismos en una situación sexual que no esperaban, no comprenden y no pueden manejar." Pese a ello, la imagen de los "cow-boy gays" parece imponerse exitosamente, no sólo por la película de Ang Lee, sino también por varios antecedentes culturales. Por cierto, Montgomery Clift en "Río Rojo" (1948), quien a partir de dicha película de vaqueros, expuso el comportamiento neurótico y profundamente adolescente de un nuevo tipo de hombre que había aparecido en la sociedad norteamericana, y de la que los protagonistas de "Brokeback Mountain" son sus naturales herederos. Totalmente opuestos a John Wayne, o a Clark Gable, frente a quien estaría expuesto Montgomery Clift en "Los Inadaptados" (1961), mostrándose tan vulnerable, desamparado y angustiado como la misma protagonista - Marilyn Monroe en su último rol -, quien incluso llegaría a decir que su compañero de trabajo era el único que estaba peor que ella.

Otro tanto hizo al respecto Jon Voight en "Perdidos en la noche" (1969) al interpretar a otro confundido cow-boy texano tratando de conquistar Manhattan en calidad de super-macho, para terminar satisfaciendo apenas a un adolescente también confundido al interior de un cine en la otrora porno calle 42.

Y para no perder de vista al vasto territorio de Texas, no hay que olvidar tampoco a Rock Hudson y James Dean en "Gigante" (1956), sacados a la luz por The New York Times, como actores que vivieron - o que habrían vivido -, dentro del closet la mayor parte de sus vidas, y quienes a estas alturas podrían haber disfrutado de la liberación política y sexual al fin conseguida.

No es, por cierto, lo que les ocurre a Jack Twist (Jake Gyllenhall) y Ennis del Mar (Heath Ledger) los protagonistas de "Brokeback Mountain", quienes pastoreando ovejas en las desoladas montañas, inician una relación sexual de tal urgencia que, es muy posible, sólo podría reforzar el esterotipo negativo que los heterosexuales tienen del mundo gay. Como es habitual en este tipo de situaciones "confusas", ambos se defienden diciéndose que "no somos maricones" y de seguro lo creen. Por ello, al terminar el verano, ambos se separan e inician sus vidas adultas, casándose y estableciendo relaciones frustradas, amargas e infelices. Pero el deseo erótico vence en Jack Twist, y vuelve a contactarse con su antiguo compañero de pastoreo. De allí en adelante, y durante los próximos 20 años, estarán diciéndoles a sus mujeres y a sus hijos que tienen un compromiso para ir a pescar. Simplemente, un asunto de hombres. No es improbable - señala el Village Voice - que dos personas se amen por 20 o 60 anos. Pero si es extraño que dos hombres persistan en su mutua atracción sexual por tanto tiempo. Hollywood estaría así apostando a la propaganda en favor de las parejas gays. La defensa del amor, el amor como eufemismo del sexo, al fin y al cabo.

En estos tiempos, cuando como nunca antes la presencia homosexual es tan visible, y por ello mismo, tantos quisieran erradicarla, la cultura gay en su corriente más conservadora, pasa de la marginalidad a la vida burguesa. "Brokeback Mountain" bien podría ser vista como una respuesta al respecto. Pero dada su intensa cuota de dolor y tragedia es también un reflejo de lo que ha sucedido en los últimos cuarenta años. La vida homosexual como la vida heterosexual esta formada de alegría y tristeza, de amor, familia y sexo. Tomó varias generaciones lograr comprender esto. De tal forma, los hombres Malboro pueden seguir cabalgando tranquilos sin que necesariamente los apunten con el dedo.

 


(Jorge Marchant Lazcano es escritor y su próxima novela "Lo que fuí por años", en torno a la homosexualidad y el sida, aparece este año.)

 
 

Proyecto Patrimonio— Año 2006 
A Página Principal
| A Archivo Jorge Marchant Lazcano | A Archivo de Autores |

www.letras.s5.com: Página chilena al servicio de la cultura
dirigida por Luis Martinez S.
e-mail: osol301@yahoo.es
"Brokeback Mountain": Vaqueros confundidos.
Por Jorge Marchant Lazcano.
Enero 2006.