Proyecto Patrimonio - 2006 | index | Jorge Marchant Lazcano | Autores |




"La línea de la belleza" de Alan Hollinghurst

ESOS TERRIBLES AÑOS 80.


Por Jorge Marchant Lazcano


La nueva novela de Alan Hollinghurst (1954), aparecida recientemente por Anagrama, y ganadora el año 2004 del Premio Man Booker, el más importante de la lengua inglesa, es depositaria tanto de Henry James como de William Hogarth, figura crucial en el desarrollo de una escuela pictórica británica. Hogarth describió en su tratado teórico-estético "El análisis de la belleza", una "línea de la belleza" ondulante en dos dimensiones, opuesta a las formas geométricas y sin variaciones como la línea derecha y el círculo. La "ojiva" podría ser su mejor representación, así como las alas desplegadas de un ángel o el movimiento de una serpiente.

"La línea de la belleza", espléndida novela de Hollinghurst, avanzá, más bien, a través de la forma que el demonio tomó en el paraíso. El paraíso, en este caso, es la Inglaterra de los años 80 y del orgulloso, implacable gobierno conservador de la Primera Ministra Margaret Thatcher. A este mundo triunfalista y aparentemente luminoso -que por cierto recuerda nuestros peores momentos -, se incorpora Nick Guest, un joven graduado de Oxford, provinciano y de clase media, invitado por su amigo Toby Fedden a vivir en la elegante casa londinense de su padre, un ministro de Thatcher. Nick no sólo parece distante, observador y en alguna medida crítico, por su condición social, sino, muy especialmente, por su condición de homosexual. Embarcado en su tesis doctoral sobre el escritor Henry James, Nick Guest tiene una mirada parecida a la de su tocayo Nick Carraway, el narrador de "El gran Gatsby", en su forma de participar desde las sombras de la vida deslumbrante de aristócratas, estrellas de cine, financistas y libaneses millonarios y corruptos.

Alan Hollinghurst, por su parte, quien ya había manifestado su talento en su brillante primera novela "La biblioteca de la piscina" (1988), puede, como buen artista homosexual, sentir y hablar de forma mucho más clara que un heterosexual de cuestiones tales como el tedio del matrimonio y los horrores de la vida familiar. Es lo que sucederá en la vida de los Fadden en ese verano inicial de 1983, con Nick rindiendo culto - como su maestro Henry James -, a una clase que se extingue, mientras de la mano de Leo, un muchacho negro inmigrante, descubrirá los placeres de la vida gay. Lamentablemente, ya es demasiado tarde para su generación. El sida ha hecho su entrada e irá atrapándolos como una suerte de destino ineludible y amargo. El mismo Hollinghurst ha manifestado su punto de vista al respecto: "Esperar 20 años me dió perspectiva para poder hablar de esa terrible enfermedad que, si tuvo algo bueno, es que humanizó a los gays, ya que dejaron de ser personas extrañas."

Siguen siéndolo, por cierto, en las páginas de la novela, más aún para los despiadados seguidores de esa sombra llamada la "Dama" o la "Primera Ministra", a quien Hollinghurst traza con ironía y sin piedad. "Nos odian - dice alguien en la novela respecto a esos seres extraños como Nick - no pueden procrear, son parásitos de los idiotas generosos que si procrean. Se te acercan reptando..." Como la serpiente, podría pensarse, como la línea de la belleza de Hogarth, quien a partir de 1732 inició una serie de retratos de grupo titulados "temas morales modernos", en donde pretendió ilustrar la fragilidad humana, la injusticia y la desigualdad de la sociedad británica del siglo XVIII. La mismo que Alan Hollinghurst observa desde una mirada contemporánea, iluminando con su elegante prosa, a veces deslumbrante pese a la traducción, hasta los episodios más triviales y explícitos, así como los más feroces y dramáticos. Aunque tras la lectura queda la duda si acaso la línea de la belleza no sea el perfecto trazo de la cocaína, entumeciendo conciencias, castrando sentimientos, conduciendo a unos y a otros en esa lenta danza hacia la muerte.

 
 

 

Proyecto Patrimonio— Año 2006 
A Página Principal
| A Archivo Jorge Marchant Lazcano | A Archivo de Autores |

www.letras.s5.com: Página chilena al servicio de la cultura
dirigida por Luis Martinez S.
e-mail: osol301@yahoo.es
Esos terribles años 80.
"La línea de la belleza", de Alan Hollinghurst.
Por Jorge Marchant Lazcano.