Proyecto Patrimonio - 2004 | index | Jesús Sepúlveda | Autores |



HOTEL MARCONI


(Cuarto propio, 1998)


Jesús Sepúlveda



Si tú quieres cantar
olvida las almas que gobernaron tu infancia

 

HOTEL MARCONI


Nada sobre el dolor

Salvo
que se acuartela como madonna en celo
y al más fino impulso
se aferra y me abraza
Cachorro que mira tras un árbol cercano

Nada limpia la costra de una cicatriz sellada

Duerme y se acomoda tibiamente
entrelaza piernas
Su silencio desolador congela mis fuerzas

Me derrumba y lanza
Elefante circense
amaestrado por un indio seco

Un zumbar de zancudos dirige la melodía
después de medianoche
El estreno de la pesadilla
la pasarela

Proyectadas figuras
que me visitan sin rostro
en el firmamento de un techo raso

 

 


ELLA ES UNA HEMBRA


Ella es una hembra
sin embargo
ya no está en edad de aparearse

El es un quiltro flaco y joven
que no debiera aparearse

Sin embargo se aparean

El bota flema en vez de semen
Ella huele a leche de cachorros
casi seca

Sin embargo se aparean

Hablan sobre ellos mismos
sobre cómo enfrentar el pasado
y por supuesto el porvenir

Luego se aparean

Van al supermercado
Ella repite el ritual de tantos años
El sufre y mira el horizonte
que cada día más se estrecha

Hablan del futuro
de cómo enfrentar el pasado

Luego se aparean

Ella da de comer a su quiltro mal alimentado
El se enternece y acurruca su helado cuerpo
junto a la que ya no debiera aparearse

Sin embargo se aparean

Luego miran fijo el horizonte
Piensan en el futuro
y por supuesto en el pasado

Revisan el calendario
luego la cocina

Pero el mundo
ya es demasiado estrecho para ambos

 

 

INTERDICTO


Un letrero colgante prohibe bailar
Manos transpiradas y
respiración compulsa frente al ojo que transparenta los cuerpos
La tarde repite la escena
de la película Midnight Express

Luego madre mira aterrada
por la cerradura al buen hijo que quema sus sesos
Un calabozo de tres por cuatro
Un actuario que ordena firmar cada quince días

Verlaine y Rimbaud vejados en Bruselas
Pound y Artaud encarcelados sin tiempo
Vuelvo a los rincones de la ciudad
con proceso pendiente y libertad en espera

El caso es que el doctor Benway
nada sospechó o tal vez fue
las descascarada sustancia que da cuerda al reloj todavía
Alrededor de la mesa bromean y deciden

El Estado y la policía
siempre serán mis enemigos naturales

 

 

ELEFANTES BLANCOS


Los elefantes blancos guardan un secreto
Su aguda memoria registra el brillo del instante de la Creación

Inevitable es el fuego
de dos coordenadas que se intersectan en un punto cualquiera
Toda recta es un simulacro de los ojos
La corona es elíptica

Los elefantes blancos
oyen mayar las almas de los gatos muertos

Saben que cantar es un acto imaginario
y que la luz es un acontecimiento puramente reflejo
Nada hay de malo en su apreciación de mundo
Sin embargo
oyen mayar las almas de los gatos muertos

 


MADAME ARD


Esta noche no, Madame Ard
Un precipicio se forma en los cristales
Hay un televisor encendido en la esquina del restaurant
y los hombres sueñan con el mejor gol de la noche
Tumor que crece con vida propia
Las polillas revolotean alrededor de los tubos fluorescentes
Mancho mi chaqueta con mostaza
Nadie existe en la plaza próxima
Esta noche no, Madame Ard
Tengo la nariz con sangre
y temo la pequeña muerte

 


ECLIPSE


I


Sal de mí .............. demonio anglo
vestal de doble ................... triple y cuarta lengua

La pasión me irrita y ordena
borrar de un plumazo
cuanta indecencia
habita en la sangre blanca que no entra

Vé y arranca el bozal para morder la letra
Recelosa como serie de televisión chilena
Indecisa y a mal traer
el espinazo se me hiela

Demonia imposesa sino en idioma extranjero
La ciudad se enfría en este mes del año

Un olor espúrio y desinhibido queda en el cuarto
La espuma del azufre sobre la silla


II


Ciego en una ciudad deshabitada
mis últimas palabras de infancia
fueron cada uno su suerte

Afuera los ojos de los hombres
y la luz del cigarrillo en el resplandor de unos aros
Se desliza la música que recibe a la extraña

Nada persigue el abúlico
cuando el desprecio
es una carretera sin frenos

Los gatos maúllan en invierno por su hembra
El hedor del suburbio
penetra lentamente las casas

La ilusión no es un río que jamás se apaga
Se deteriora la caverna en cada grieta
donde cae una gota

Tu lengua bárbara aparece y desaparece
Destellos en cuarto sin luz
Tibieza inerte

No hay santo y seña para la coraza
La puerta ha sido sellada

 


BIKER


He visto otra vez al demonio, de altas piernas y delgada cintura
desplazarse en toda su magnitud, sonriente, desesperado y ansioso
alas multicolores como actor principal
de una película de Hitchcock
y un festival de fuegos artificiales
anunciando el estrellato de esta nueva figura
que aparece en mis sueños
como hijo vidente de técnicas de realidad virtual
Sí, lo he visto desplazarse y colgarse de mi cuello
caballo serpentino alto y pelirrojo
succionando su lengua cuanta vana resistencia pueda yo oponer
El demonio no habla español, pero trata
usa chaqueta negra y desafía todos los paraísos
incluso el de la heroína
rodea de flores su desesperado cabello
y viste largos vestidos blancos
como en los tiempos de la primera persecución
Y baila, sí, dice que baila
y su danza macabra
no es sino un rito de iniciación
en el riesgo de los sexos
y la oquedad de la sangre que se mezcla
El demonio sonríe jugosamente y pone caras
sí, caras de Nueva York, runaway
o caras duras
por eso cuando cae
es posible ver el aura de su cuerpo
batallón de ángeles del infierno
pero se desviste
y queda una dama sinuosa
blanca con rostro de niña polaca, ansiosa y pelirroja
esperando ser conducida hasta los cielos

 

 

DEPARTAMENTO 112


Siempre estaremos solos
Las luces de la ciudad están en movimiento
Nada digo cuando oscurece
Cuervos invisibles
sonríen tras las personas que amo
La realidad gira
como carrusel que no se detiene y provoca náuseas
A veces deseo saltar de un onceavo piso
y estrellar mi billetera contra el pavimento
El humo se desliza sobre un tablero de ajedrez
Siluetas de edificios en construcción
vigilan el reflejo de nuestros rostros
sobre una mesa cubierta de cristales blancos

 


ANGORAS


Veo la noche desde un tercer piso
que cierra en semicírculos
su ventanal gastado
Nada puede apagar la obsesión
del hombre que se ríe de sí mismo
Mi barba cae al desagüe
Tres vestales quieren matar
mi rostro de Cristo
Tres mujeres y cocaína en un departamento
Cuando el centro es un punto de fuga
las esquinas se distancian a la misma velocidad

 

 

CUATRO LUCES


El hombre se proyecta por la avenida
La mirada se desplaza desde el cuarto
Alguien no acepta partir
Cuatro luces invaden la ciudad
El hombre se detiene ante el semáforo
El tráfico interrumpe su atención
Un ojo cansado registra el paisaje sin descifrarlo
En el cruce de las esquinas la dirección es la misma
El hombre ignora el calendario
Ha roto su reloj contra el pavimento

 


PLATÓN


Amo la flor que nos dio la inteligencia
Flor como cerrojo de luz y noche

Sombrero animal
Baúl de secretos de relojería

Amo la flor que se ahoga en nuestra sombra
Semblante de rostro esculpido en la bóveda

El susurro eléctrico de una calle abierta a medianoche
la mampara

La inteligencia de la flor
Agitadas siluetas contra la caverna

 


DESNUDO EN EL DESIERTO


En la antesala
un espejo blanco se tiñe de líneas circulares

Las palabras
son un rito inservible

Amarillas de muerte
asaltan mi memoria

Un mimo triste
saluda y espera en el patio de un Sanatorio

Calabozo de ideas
Cerebro que no exige respuesta

El dipsómano
se ampara en su propia mitología

La realidad
se filtra por un postigo inseguro

 


WHITE VELVET


El agua resbala por una canaleta hacia la fuente
Esto es una imagen abstracta

El pulmón derecho nuevamente esgrime
Oigo el ruido de la ciudad. No estoy solo

El agua hacia la fuente

Al fondo
esos mismos sillones blancos

Cuerpos dormidos sin habitar

 


APENAS UN REFLEJO


Apenas un reflejo
Anillos que reverberan en la superficie de un vaso

Y luego
cuando la última palabra ya ha dejado de pertenecer a la memoria:
esa reconstrucción parcial y ajena
convertida en ceniza
o mueca de alcohol en labios biselados por la duda
Apenas eso

Y nadie puede detener la línea que diseña la frente
la regurgitante explosión de un corazón frío

Hay un silencio como boca de muerto
que no es sino el destierro
el ritmo atrabiliario

En la vigilia
espejo de ritos
Espuma sobre la mesa

 


PHOENIX

Un teléfono enmudecido
es mi única fe


Una gruesa carpeta almacenada en el cajón intermedio
Papeles cuyas sombras aún no se arrepienten

Libros
Cerebros dormidos

El hombre triste
se pasea en una casa sola

Nada hay sino música
para llenar el tiempo

El polvo cubre los muebles estáticos e inocentes
como una mancha de hormigas sobre el insecto muerto

Nadie golpeará tu ventana esta noche
Cuatro paredes amarillas

¿En qué momento olvidaron las venas
la sangre fluyendo por su cauce?

Un fénix enredado
en sábanas de hotel que siempre se abandonan

El teléfono que regresa
no barrerá las cenizas de los pies del hombre

 


EUGENE, OREGON


Volveré a una habitación sin nadie
para adelantar el silencio que espera
La silla que ningún hombre mece
El mismo viento que choca en la ventana
y renueva la tierra de los cementerios

Una habitación de fantasmas
Inventos de un cerebro ahogado en la droga
El murmullo de un televisor que no acaba
La ausencia inminente

Cada día alguien desaparece
Rostros migratorios en la imagen malformada de la retina
Memoria que no es sino el prolongado asombro desde la infancia

Volveré a una habitación en cualquier ciudad
y derramaré los ceniceros

El pasajero ignora el nombre de la próxima estación
El corazón que no revienta
registra el paisaje en sus ojos caídos y solos

Manuscritos ilegibles se apoderan del cuaderno
Postales sin dirección que nadie recibirá

 


SPLEEN


Los días pasan tan ordinarios como siempre
mientras yo sigo sentado en un café
esperando que llegue algún poema

Cada noche me hago más viejo
y este equilibrio tan americano
pronto podría volverme loco

Tal vez he extraviado la llave
por donde entran mis poemas
Nada que exorcizar. Ningún exceso

A veces veo imágenes en colores que nadie podría sospechar:
las palabras tienen peso y alma
pero creo esto es un síntoma de buena salud

Anoche el viento amenazó este poblado
y yo no he recibido encomienda alguna
desde el sur del mundo

El enrejado de las casas es absolutamente insoportable
y los vaqueros continúan escupiendo
igual que hace 20 años en la TV blanco y negro

Los días pasan sin que ocurra nada
Los juegos de luces de navidad no son
sino el cabaret: simulacro de los piadosos

Yo espero -como si tuviera asegurada mi inmortalidad-
en la escenografía que habitamos
robarle algún nuevo poema al tiempo

Sin embargo nada extraordinario ocurre
aunque el clima sea capaz de congelar hasta el tedio
y mi rostro sufra la inclemencia de sus palmazos

Los días pasan como siempre
mientras sigo en este mismo café
esperando que algo o alguien acierte con el poema perfecto

 

 

NADA DICEN MIS POEMAS SOBRE MÍ MISMO


Mis poemas ya nada dicen sobre mí mismo
Un libro inédito ........ tres ......... cuatro
nada importa

Hay un reloj de muro
atrapado en las palabras de la casa paterna
un tic-tac de campana
que sólo se detendrá con los pasos de mi padre
y un vacío
dejado en el bar donde solía perder mi tiempo

Alguien llenará ese cenicero
y mirará a través de una ventana
la golpeada música de la lluvia

Imagino que los postigos aún no se abren
y que por las mañanas las señoras van de compra
a ese mismo almacén que lleva abierto más de 50 años

Nada dicen mis poemas sobre mí mismo
La memoria se estrecha en cada golpe de luz
que arrebata los números a un calendario

La marca en un mapa que nada puede decir
y un par de fotografías
desparramadas sobre un escritorio en desuso

Mis poemas ya nada dicen sobre mí mismo
Rostros tallados en la corteza de un árbol
o un hombre
detenido bajo el viento del Hemisferio Norte

 

Cuando Kerouac me visita
siempre estoy solo
Y en mis sueños nadie cree
que él se dirige a mí de esta forma
¿Qué tal muchacho
qué de nuevo has escrito?

 

I FEEL GOOD


Camino por Pío Nono
ya nadie me reconoce
Las adolescentes habitan la ciudad
Desde lejos alguien aconseja
olvida a las muchachas, olvídalas
Los bares están abiertos
Ellas me piden dinero para volver a sus hogares
Ninguna se animaría a escuchar mis alegatos
El viejo Hotel Tauro ya no existe
Demolieron su centelleante luz verde
y sólo queda un frontis
donde cualquier borracho orina
da media vuelta y se larga
Yo también he hecho cosas semejantes
Cuando todo parecía carecer de importancia
me detuve frente a la Facultad donde estudia mi novia
y oriné la reja principal
Fue una linda cena
pero el café y la marihuana estaban demás
Quise sorprenderme luego
recorriendo Plaza Ñuñoa
pero Jack no me acompañaba
Abordé entonces
el primer taxi que me trajo
de regreso a la calle sin salida
Aquí casi no circulan vehículos
y desde la pieza
-donde guardo mis pertenencias y no desespero-
imagino motores deprisa hacia el fondo del callejón
mientras oigo ese tonto tema
que a ratos dice I feel good

 

 


CRÓNICAS DEL PARRILLÓN


I


Jamás entraré tan derrotado a un bar
ni pediré primeras piscolas
esperando encontrar a alguien

No soltaré el silencio
como humo guarnecido de marihuana
ni veré salir el sol cuando atardece

En las afueras de cualquier ciudad
un hombre revisa sus bolsillos

Son las 17:30. Bebo cerveza
Dejo de lado cartas que me envían

Los datos son correctos
pero ciertamente
yo no soy
a quien ellos se dirigen


II


He pensado cambiar de firma
-como si eso pudiera importar-
Nada cambia en este mes del año
Sólo el clima que se hace más intenso

La muchacha de enfrente cree que me espía
Antes yo era un héroe
de películas serie B
con actores improvisados
Mis yemas estaban limpias

Tengo una pirámide de ónix
una ficha de casino de las Salitreras
y un anillo de plata y bronce
que parece ya he extraviado


III


Ahora ya pasaron las seis
y tengo ganas de huir sin pagar la cuenta

Tú me dices
que una parte tuya está en Inglaterra y otra en Chile
pero qué importa
cuando uno está en ningún lado
y el silencio es un mal diálogo consigo mismo

Cuando has arruinado tu vida en una ciudad
ya la has arruinado en todas
-escribió Kavafis-

Mi conciencia observa tras los ojos
El gordo de la barra hace un gesto idiota
Ella no quiso caminar. Pidió algo

Ya pasaron las seis
y soy una fotografía más
que cuelga en este boliche
recordando el esplendor del tiempo del cine mudo

 


BAR DA GINO


Hoy me han expulsado
del único bar que nunca cierra

Pedí tragos y no me sirvieron
Se me acercaron
contadores y abogados
reconociendo mi manera de beber
pero el garzón alegó
que yo ya tenía demasiados libros sobre la mesa

-Ella sabía de literatura-

Nada me impide beber de día
o por lo menos
a ciertas horas de la madrugada
Uno quiso ayudarme
pidiendo cerveza encubierta

-Pero ella
insistía en mirarme-

Alegué que la próxima vez
volvería con una pandilla
que nunca nadie podría olvidar

 


VEINTICINCO


25 años
y nada contra la desaparición de los objetos

Olores de mujer que se desvanecen

Porque alto y gallardo
fanfarroneaba

Enfermo ahora
con el olvido que pudre hasta la más hermosa
el oasis
da media vuelta y se larga

Fui abatido
y con el mismo brazo
brindo
disimulo y mantengo
inútiles promesas de juventud

 


SEATTLE


Jesús: This mota in the morning
dice la nota sobre la mesa

El aire está tibio. Miro hacia afuera
Tomo una ducha y como un par de tostadas

En el fondo del departamento
la música de Portishead me traslada a otros lugares

Nuevamente estoy solo
pero nunca dejaré de estarlo

Fumo mientras arreglo mis cosas
Bajo lentamente los peldaños sin dejar mensaje alguno

Las dos de la tarde son lo mismo bajo este cielo nublado
y Seattle no parece la misma ciudad

Pronto será de noche
Vuelvo a encender mi pipa

Decido esperar
Shoot up, marihuana, Ok Hotel

El neón precipita su luz
sobre mi cuchara puesta en la mesa

Las argollas de humo
tienen un corazón suicida

 


ES DURO ENFRENTARSE A ESTAS PALABRAS VACÍAS


Es duro enfrentarse a estas palabras vacías
que no pueden hacer otra cosa
sino morir en su propio silencio
El trasvasije de lo que significa
y también sus significantes
como memoria de mujer herida en pleno vaciamiento

Es duro enfrentarse a la incerteza cotidiana
del papel en blanco puesto
frente a frente a la posibilidad de su propia escritura
El sonido como baraja de naipes
y el entendimiento que se nubla
en el azaroso ritmo de una sílaba junto a otra

Es duro el entendimiento también
y sus consecuencias predecibles
puertas abiertas hacia una lluvia de ácidos multicolores
Esta es una escritura maltrecha, malsana
que vuelve una y otra vez sobre sí misma
para no decir nada, ni oír

Es duro este vaciamiento
palabras retorcidas por el peso de su retórica
intento de rescatar este amanecer de los brazos de la muerte
Vivir codo a codo junto al tiempo
como un hermano bastardo que nunca será bienvenido
El silencio de todas las lenguas
sus usuarios
máscaras en el fondo de una genética que huye de sí misma

Las palabras qué significan, o
más exactamente, qué quieren significar
Cortes transversales en el cerebro
almacenados en la historia personal de cada observador
Y la cultura
cuatro paredes de un cuarto que ya mucho antes te vieron nacer

Es duro y lo será, no hay más remedio

 

 

 

COMO UN MANICOMIO DE VOCES


I


SUCIA DE MOSCAS


Hablo desde el fondo ......... quemada .......... sucia de moscas
No alcancé apellido ni sexo
Conmigo ardió el campanario
Fui aterrada en la oscuridad por el silencio
Destruí conventos
y un haz de fuego encendió las ciudades
No tuve color
Mi pintura eléctrica inventó el azul
No fui la memoria que quise
(blanca y negra
o el rictus pausado del tono sepia)
Sólo un vacío ........... difuso como los hospitales
Y a un costado .......... alguien delirando mis ojos
Es cierto................ en ellos perdí la razón
Cielo .............. tampoco hay cielo
Dicen ............ la vida es una línea y no es posible el regreso
Fue la jeringa
el dolor de quitarme la vida
Mi historia es la ausencia
y en verdad te digo
no hay más infierno
que las llamas en la fosa de nadie
Abortada ........... mi cuerpo se retuerce
suelo de serpientes en la casa que no habito
Envuelta en papeles
Sin funeral ni golpes de tumba
Dicen la vejez
es un alma celeste perdida en su absurda elipsis
Jauría de padres
Ninguna marca .......... ningún olfato
Las ratas muerden en la alcantarilla

II


TANGO DESNUDO


Soy el Cholo
el más querido .......... el insoportable
Me dí al tango y al corvo
La sangre es mi historia
como un Wurlitzer que nunca se apaga
Fue una guacha
Y claro
con pezones divertidos y labios de gillette
Bailar era un quilombo
Su andar poco discreto
Oficiosa para lamer
Pasada para llorar
Me acerqué con estilo mis zuecos anclados
-El tanaje miraba-
La palabreé como quien soy
Recio me cargué al animal
Así enredamos piernas
Era brava de noche un susurro de día
Pronto supe su rezo y ella mi paso de toro
El resto es puro bandoneón
Había mucho polaco mucho maldito judío
El regente la quiso pero ella era mi chola
La bajé del columpio la vestí con sotana
Claro
no siempre fue como dicen
La amarré de pies y brazos
Le hundí de a poco el cuchillo
Cierto que me excedí
(la amaba demasiado)
La rebané en seis partes
......................... Feliz engullí su carne

III

MARLOWE


Soy un detective que duda
A veces ........... la duda no es contraria a la fe
Recuerdo uno de mis casos
Fue en 1925
Vivía al este de la ciudad
cuando Pablo sólo era un mozalbete
y Chandler profitaba en los bares
Recuerdo que Trilce y Ulyses
despertaban sordos al mundo de aeroplanos y máquinas voladoras
El asunto del opio era fuerte
Cocteau enloqueció en el Sanatorio
Fue una negra
esas con revólver en portaliga y entrepiernas ligero
Había un hombre
-por supuesto siempre hay un hombre-
El detective debía encontrarlo
Viajé en tren
el whisky me hizo olvidar las traiciones
El humo no era entonces lo mismo
Podía fumar y pedir tabaco negro
mientras los chicos saqueaban un Banco
Tuve un amor ........ es cierto
pero el whisky y Hollywood emborracharon mi alma
Debía ser rudo y apuntar un as en las boites
mientras los niños soñaban ser Al Capone
Está bien
hacia abajo también viven los hombres
pero yo era un detective con clase y debía encontrarlo
Tuve un amor que olvidé en prostitutas cinco-estrellas
y una negra que canturreaba su voz de borracha caliente
Hablé con matones de pool y maricas de esquina
Pero yo debía encontrarlo
El hombre era dios
Follaba con la chica de largas portaligas y agujero caliente
No me apena decirlo
Era guapa y bien lo merecía
Ahora todo es distinto
Cuando cuento mi historia los palurdos ironizan
y se ponen rajados
Todos tienen su precio y yo tengo el mío
Y aunque la duda me traiciona
las pruebas son contundentes
Dios es una negra


IV


MARA


Oiga! ...... Vas a tener larga vida
Diga la pena grande que sienta adentro
Dónde vive? ........ Cuánto dinero lleva?
Veo una bruja
Yo soy Mara
Veinte años
Este amuleto llévalo ......... te hará bien
Guarda!
Vé y gáname!
Enseña tu dinero
La carpa es amplia
Mujer gitana es buena
Pareces nuestro
Tus ojos ......... tu barba
Hay que casar primero
Dónde vives?
Abre tu alma ... Buen corazón tengo
Algunos te odian
El viento muerde
Vé y gáname! .... Zurciré mi vestido
Quizás danzando
El fuego no se enfría
Sólo si es necesario
Y recuerda ..... paisano
al centro
la primera estocada


V


LULA & SAILOR


esa calle me vio nacer .......... la censora lee mis papeles
nada pierdo con fumar la avenida americana -hermano-
todas las noches miro un Ford blanco que cruza mis deseos
ella rompió mi corazón
todo lo vivo desaparece ........... detente Elvis ......... puedo fumar?
sólo un Aullido en la noche de Brooklyn
hay una sombra en mi pecho ....... -ojalá fueras tú-
alguien dice epilepsia
la avenida es larga como el insomnio
cuando niño jugaba a la muerte
ella me vio en el suelo ......... echando espuma y sangre
como un perro febril que persigue su propia cola
a veces tengo sueños ...... ella se fue
huyó como asustada el día que golpeé mi frente
-tengo una bella chaqueta-
mi madre habla ...... las voces ..... recuerdo un rostro
sobrio ............ lo sacaron sobrio pero muerto
nos tiramos pepas ............ la cabeza reventaba
robamos la botica .......... el viejo Pedro ........... yo no quise
el Rafa se la hundió
ella mira .......... impertérrita ............ curiosa
había tres platos
la censora ........... repasa ............. espía ........... desconfía
en el colegio era igual .......... hablaba cosas .......... los niños
la bella profesora que mordí por la espalda
a las nueve pasa el Ford
ellos confabulan ............ observan ............ se ríen
antes era feliz ............. ahora creo que también
ella está ahí .......... contempla ............ escruta mis labios
dicen que no es cierto ............. él lo prometió
el hermoso Ford blanco ............ la avenida americana
detente Elvis ............ detente
mi mente está bien ............. locos ............. la avenida americana
todos han llegado ............. tal vez más tarde ............. todos
menos uno ............ tal vez
el Rafa ............. fornica ahora con ella


VI


HERR GRAUBART


Podría decirte quién soy
Cada espejo es un estigma
En mí habitan dos razas
Carezco de bondad y estirpe
Nací manchado bajo el signo del traidor
Sabina murió en Buenos Aires
La América negra es tierra del Duce
Mi padre leía a Whitman
El poeta carga un cíclope
la visión de su propio abismo
A veces
sobre el mundo se cierne tu casta como un eclipse
Muero cada instante ............. la memoria del Duce
Una tarde imaginé mi otro yo
cavando una fosa en el aire
El viejo Graubart nunca lo supo
La sangre se contamina
contra mí está su lápida
Por las noches cuelgo sobre un mar de sífilis
Ahora nada importa
Manada de bastardos
nada importa
Soy el circunciso ............. Caín mi protector
Sabina ¿Dónde estás? contesta
El águila perdió su genio ............ -Blake-
Recítame tus versos cayendo por los Andes
Contesta Sabina ........... contesta
desnuda como obra de Jehová
Siempre fui cobarde ............. añoro el presidio
El Duce marchó por ti
Y tal vez ................. podría decirte quién soy
Soy un bastardo sin nombre
Joven maté a mi padre
Ella acaba en mi mente
Graubart no es mi herencia
Contesta Sabina ............. contesta
Estoy aquí
bajo la Cruz del Sur


VII


SABINA


Fríos templos de faroles encendidos

La mujer adora el fuego
el cuerpo es herejía el alma ceniza
Quiero estar quieta con mis pasiones
que se lleven los espejos

Templos fríos de faroles que se apagan


VIII


VILLON


Heme aquí
sumergido en el año de mil novecientos noventa y uno
a la puertas del tercer milenio
porque entonces
tendré la edad de aquel
que bautizó la era
Fui parido el año de la cabra
y dejado por loco
en constelación de Centauro
Levanté mi espada negra sobre el monte Sinaí
los tanques de sión cultivaron con muertos el desierto
Quema la ciudad
horno incrustado en el corazón de la esfera
Somos la memoria de un cielo al revés
Viejas trompetas derrumban nuevos horizontes
Heme aquí
soy el profeta de los parias y los negros
Fui nombrado como aquel
y sin mancha al octavo día concebido
Entonces hubo una estrella en mi rostro
pozas de agua y palimpsestos
registro de almas mutiladas
descendiendo sobre el paisaje

 

y nadie creerá su lengua
porque de todas
ésta
fue la única
que no cantaron en Babel



 

 

Proyecto Patrimonio— Año 2004
A Página Principal
| A Archivo Jesús Sepúlveda | A Archivo de Autores |

www.letras.s5.com: Página chilena al servicio de la cultura
dirigida por Luis Martinez S.
e-mail: oso301@hotmail.com
Jesús Sepúlveda: Hotel Marconi
Editorial Cuarto propio, 1998