Proyecto Patrimonio - 2007 | index | Raúl Zurita | Leonardo Sanhueza | Autores |





El abrelatas de Zurita

Por Leonardo Sanhueza
Las Ultimas Noticias, Lunes 14 de mayo de 2007

 

La Universidad Diego Portales ha reeditado "Purgatorio", el primer libro de Raúl Zurita. La edición reproduce con fidelidad la versión original de 1979, eliminando las modificaciones que el propio Zurita hizo con los años. La hoja con la dedicatoria a Diamela Eltit, por ejemplo, ha vuelto al lugar desde donde en algún momento fue arrancada. La edición, entonces, no es una reposición de un producto de librería, sino un mensaje cifrado: esto hice un dia -parece decir Zurita-, esto era yo.

Releer "Purgatorio" me ha hecho regresar a unos días poblados de lecturas que a la larga serían afectivas, y creo que a muchos les pasa algo similar con ese libro. Yo tenía dieciocho años y la impresión que me dejó "Purgatorio" fue tal que, en poco tiempo, acaso unas semanas, leí todo lo que Zurita había publicado hasta la fecha. En una antología de esas que en la universidad se llaman "esforzadas" y que están destinadas a perderse en el mito, encontré un poema en el que un joven Zurita hablaba de Borges: era un escrito extraño, anterior al "proyecto Zurita" y totalmente irreconocible. A comienzos de los noventa, muchos estuvimos en lo mismo: había que registrarlo todo, descubrir hasta el último hilo de esa madeja interior de la que Zurita y tantos otros formaban parte. ¿Qué buscábamos en el pasado? Probablemente lo que, sin saberlo, nos estaban comenzando a negar aquellos primeros años de democracia, que eran también los primeros años de mi generación: una desembocadura, un sentido para nuestra niñez llena de voces bajas, inminencias y acuerdos tácitos de soslayar el miedo y seguir adelante, hacia este futuro.

Siento que Zurita ha sido objeto de varias injusticias -algunas de las cuales él mismo se ha buscado- y casi siempre se habla de él olvidando o mal midiendo la importancia que ha tenido. A muchos parecen hacérseles agua los colmillos cada vez que Zurita publica un libro que lleva las canillas al aire. En el lado contrario, la estupidez gubernamental le ha pagado con la peor moneda, adulándolo. Entre la mezquindad de los empaladores y la manipulación de los culturines del poder, Zurita se ha quedado dando palos de ciego.

Por eso resulta saludable lo que Zurita ha hecho ahora: recuérdenme, esto soy yo. Basta poner "Purgatorio", "Anteparaíso" y "Canto a su amor desaparecido" en una mesa para darse cuenta de que Zurita no ha sido -ni remotamente- un poeta vano: si alguien pudiera borrar esas obras con una goma en la plana de su época, quedaría un hoyo más grande que Chuquicamata. Y, lo que quizás es más importante, también nosotros quedaríamos harto más socavados de lo que ya estamos. Pero los tiempos no están para lecturas afectivas ni de ningún otro tipo. "Purgatorio", en estos días, sería despreciado por el crítico mercurial, quien observaría -con su habitual agudeza- que estamos ante un libro prometedor, pero que tiene muy pocas páginas.

Sin embargo, ahí está "Purgatorio": un abrelatas en la expansión de una tradición más bien cerradiza y hacinada. Pertenece a una avanzada de títulos que, sin ser necesariamente lo mejor o más representativo de cada autor, desplazaron notoriamente los lindes de la poesia chilena: "Los gemidos", "Altazor", "Residencia en la tierra", ''Poemas y antípoemas". "Muertes y maravillas", "La musiquilla de las pobres esferas", "La nueva novela", "La ciudad" y unos cuantos más que han ampliado progresivamente el "campo de acción", agrietándolo, allanándolo o, de plano, dinamitándolo para el surgimiento de otros libros más o menos valiosos en el valle.

 

 

 

 

Proyecto Patrimonio— Año 2007 
A Página Principal
| A Archivo Raúl Zurita | A Archivo Leonardo Sanhueza | A Archivo de Autores |

www.letras.s5.com: Página chilena al servicio de la cultura
dirigida por Luis Martinez S.
e-mail: osol301@yahoo.es
El abrelatas de Zurita.
Por Leonardo Sanhueza.
Las Ultimas Noticias
Lunes 14 de mayo de 2007.