Proyecto Patrimonio - 2004 | index | Teresa Calderón | Autores |


Amiga mía de Teresa Calderón

Cambio de género

por Camilo Marks
Revista de Libros de El Mercurio,
sábado 27 de septiembre de 2003.


Las razones que pudo haber tenido Teresa Calderón, una de las voces poéticas más originales y promisorias en nuestro medio, para embarcarse en el territorio ficcional, son un tanto enigmáticas, aunque comprensibles. La creadora de Género femenino (1989), Imágenes rotas (1994) o Aplausos para la memoria (1999) aportó el tono y los acentos feministas necesarios a la tradición lírica nativa, entremezclados con humor, engañosa liviandad, desparpajo, ámbitos oníricos y un seguro oficio verbal. Cuando parecía que iba a continuar por esa senda, debido a la cual obtuvo importantes premios, Calderón publicó, en el año 2000, la colección de relatos Vida de perras. Y ahora acaba de lanzar Amiga mía (Alfaguara, 2003, 208 páginas. Precio de referencia $7300) su primera novela. Seguramente, esta versatilidad obedece a las múltiples ocupaciones que ejerce en el restringido espacio literario nacional, pues, además de producir sus propios textos, Calderón dirige talleres de cuento, poesía y autobiografía, sin contar con la extensa labor pedagógica y periodística que, de modo constante, lleva a cabo. Este cambio de rumbo tal vez deje un vacío en la alicaída escena de la lírica chilena actual, si bien tanto Vida de perras, como Amiga mía, pueden revelar un talento narrativo que ya se hacía notar en los primeros versos de la escritora.

Amiga mía tiene como punto de partida uno de los grandes temas de la literatura moderna: el encuentro de dos personas y la revisión en la vida de ambas, generada como consecuencia de esa reunión. Isabel y Catalina descubren, en la preservación del reino protegido de su infancia, una compleja fuente de alegrías, meditaciones, ansiedades. La amistad entre mujeres, ya se sabe, posee una profundidad visceral, un rasgo de genuino afecto y franqueza ausentes en las rígidas, acartonadas, profesionales relaciones de los adultos. De este modo, Isabel y Catalina presentan identidades desarrolladas, expuestas y vulnerables y su mutuo intercambio no se encuentra teñido por el fantasma del desempeño público.

Amiga mía tiene una cualidad semi realista y ello confiere al libro una textura por momentos alucinante. Compuesta de recuerdos, sesiones psicoanalíticas, trozos de diarios, la historia va dando paso a personajes secundarios que determinan el futuro de las protagonistas: el tío Nicolás Albertina, Claudio, Enrique, Pancho, los mismos amores, los mismos sueños que me unieron a Isabel. Algunos son apenas esbozos, otros están más redondeados. El fuerte de Calderón es el poder evocativo de las palabras y su mayor debilidad reside en la caracterización psicológica. En la presente obra, hay atrevimiento al tratar el desgarro, la soledad y el anhelo de amor, belleza en la descripción de los detalles temporales y un serio trabajo estilístico al enfrentar tópicos que suelen ser trillados, inmanejables, todo lo cual se sortea bien gracias a la ligera prosa de la autora.

La disparidad de materiales y formas de Amiga mía conlleva riesgos y dificultades. La difusa identidad del sujeto hablante es el problema principal. A veces, tenemos que volver las páginas o hacer esfuerzos de memoria para saber quién está narrando la trama. Es verdad que, en los últimos años, ha habido un gran cambio en el gusto de los lectores, quienes ya no desean un anticuado realismo y se han habituado a contemplarse en espejos trizados, sucios o dispuestos en extraños ángulos. Pero por más experimental que sea una escritura, debemos saber hacia dónde va su asunto. En Amiga mía, por momentos la brújula se dispara en direcciones confusas e incoherentes.Por fortuna, eso ocurre en pocas ocasiones y Teresa Calderón logra transmitirnos sus horizontes emocionales y los de sus heroínas.

 

 


Proyecto Patrimonio— Año 2004 
A Página Principal
| A Archivo Teresa Calderón | A Archivo de Autores |

www.letras.s5.com: Página chilena al servicio de la cultura
dirigida por Luis Martinez S.
e-mail: oso301@hotmail.com
Teresa Calderón: Cambio de género. Amiga mía de Teresa Calderón.
Por Camilo Marks,
Fuente: Revista de libros de El Mercurio,
sábado 27 de septiembre de 2003.