............... ............ MAURICIO WACQUEZ
 

 

FRENTE A UN HOMBRE ARMADO

por Adriana Valdes

Mauricio Wacquez
Frente a un hombre armado
Editorial Bruguera, Barcelona.

.......... Mauricio Wacquez (1939) es un narrador chileno radicado desde hace unos diez años en España. Allá publicó en 1975 su novela Paréntesis (Barral Editores); antes, en Chile, varios libros, entre ellos Excesos (1971).
.......... Su obra anterior evocaba eficazmente una atmósfera angustiosa, en que las experiencias de la juventud y la niñez eran laberintos de recuerdos y olvidos cargados de un sentido inminente y ominoso; en que las relaciones entre las personas estaban marcadas por el deseo imposible y los juegos del desencuentro. Su libro rcién aparecido -Frente a un hombre armado (Cacerías de 1848), publicado por Bruguera, en Barcelona- parece ser la más ambiciosa y la más lograda de sus narraciones. Está ambientada en Francia a mediados del siglo pasado; desde la perspectiva de Chile, resulata interesante verla en relación con lo que publican aquí otros escritores de su generación.
.......... Es una novela con un protagonista joven; narra un tránsito, la ruptura respecto de un estado anterior; como en otras de ese tema, la experiencia erótica es determinante. Pero no cabe pensar que la novela corresponda al esquema de un camino hacia la "madurez", la "autenticidad", etc. La experiencia del libro es la de una situación en que es
e tipo de expresiones carecen de sentido; se pierde junto con "el dominio del conjunto de la realidad", cuando se ha dado "la abolición de aquello para lo cual estaba en el mundo" Juan de Warni, el protagonista. Como para Bataille, es el erotismo, en esta novela, "lo que replantea al ser dentro de la conciencia", y lo hace en forma total, hasta el mareo que producen los dibujos de Escher en que lo cóncavo pasa a ser convexo y viceversa, trastocando la visión de los espacios. En la metáfora central del libro, la de la caza, se produce el vértigo de la inversión completa. El mundo estructurado se vuelve a revés; el cazador es la víctima, y el mundo de la víctima no es el mismo, sino el reverso del mundo, el cambio de signo de todas las cosas. La inversión sexual aparece como la transgresión básica, no ya un código moral, sino a los fundamentos de cualquier código, porque afecta los gestos básicos mediante los cuales el individuo se relaciona con el mundo; como si la moral aprendida se basara sobre todo en esa primera convención. Rota ésta , no parece quedar sino una inacabable cadena de trasformaciones en la que todo es posible, y en que "lo único que se hlla en el fondo del corazón humano es el impulso a perseverar como ser vivo".
.......... La novela tiene en primera instancia la forma de un peregrinaje hacia el rcuerdo de esa experiencia, la que determinó el inicio de la serie de transformaciones del protagonista, el reconocimiento de no ser sino una sucesión de máscaras. Pero, finalmente, la historia aparentemente cargada de recuerdos excede el ámbito de las memorias, contradice los límites del personaje (el tiempo y el lugar se cargan de imposibilidades históricas y geográficas) y se hace patente otra cosa, el juego de inventarse para postergar la muerte: la invención del recuerdo posible abre otro espacio imaginario, y en él la muerte puede ser vicaria, como la experiencia; un espacio que se cierra con el libro y con la muerte de otro, del personaje, finalmente la víctima propiciatoria con que el narrador y el lector engañan su propia muerte.

......... Este conjunto de temas no es nuevo. Está en una corriente muy importante de la actual expresión artística, y corresponde a una situación contemporánea imposible de eludir, como no sea para la literatura escapista; sus manifestaciones en la poesía y en la plástica ya se han dado en Chile. Entre los narradores, quizás sólo Donoso (en El Obsceno Pájaro.. y Casa de Campo) haya logrado novelas -trabajos de imaginación- que den cuenta de esa zona de significados. El libro de Mauricio Wacquez cala en ella con una agudeza que puede resultar chocante, con un apasionamiento que logra momentos de lucidez deslumbradora. La escritura es el vehículo que le sirve para adentrarse where angels fear to tread ("donde no se atreven a pisar los ángeles")

 

en revista Mensaje, Nº 300, julio 1981

 

[ A PAGINA PRINCIPAL ] [ A ARCHIVO WACQUEZ ]


letras.s5.com , proyecto patrimonio, MAURICIO WACQUEZ : Frente a un hombre armado, por Adriana Valdes (1981)

mail : oso301@hotmail.com


proyecto patrimonio es una página chilena que busca dar a conocer el pensamiento y la creación de escritores y poetas, chilenos y extranjeros, publicados en diarios, revistas y folletos en español

te invitamos a enviar tus sugerencias y comentarios