Crítica

 

 

 

Rastros de sus Libros

Lo que se dijo sobre la obra de Mauricio Wacquez en distintos medios.

 

CINCO Y UNA FICCIONES (1963)


- José Donoso: "Todos los cuentos, como partes de un mismo temperamento, señalan un talento excepcional".

- Alfredo Lefebvre: "Hay un rastro indefinido de parsimonia expresiva, con .lujos de captación aguda de los repliegues internos de sus figuras humanas".

- Tomas Mac Hale: "Su prosa tiene un toque de austera belleza, decantada, nítida, a ratos poética, pero de asombrosa vitalidad".

(Críticas citadas en "Toda la Luz del Mediodía", Editorial Zig-Zag)

 

TODA LA LUZ DEL MEDIODIA (1965)



- Ireneo Funes (Guillermo Ferrada): "Prosa recamada y sensual con giros de discurso filosófico. Un conflicto sentimental; prácticamente, el manido "menage a trois", Pero la variante anormal: él está enamorado del hijo de ella. Cierto delicuescente romanticismo convierte al libro en "novela rosa" que, ciertamente, no firmaría Delly".

("Las Ultimas Noticias" 4 de junio de 1966)

-Claudio Solar: "Una novela que se salva por la intensidad psicológica que el autor pone en la dimensión de su personaje narrador. El trío, así enunciado, se presta más a humor que a drama. Pero Mauricio Wacquez echa mano a un buen estilo, a un prolijo clima de observación".

("El Mercurio de Valparaíso, 3 de octubre de 1965)

 

PARENTESIS (1975)


-Carlos Ruiz Tagle: "Posee el mejor estilo de su generación", afirma el cronista. Respecto del libro en sí, Ruiz tagle comprueba: "Se trata de una novela experimental, donde Wacquez hace gala de un inimitable lenguaje, rico en matices y cadencias musicales, suelto y novedoso en busca de lo impalpable, luchando por dar a conocer lo sutil, lo delgado, lo que aparece y desaparece, indeciso entre la luz y la sombra.
Su obra es un alarde de técnica literaria, acezante mas no cansadora, sin un respiro, pero, también, sin desmayo. Hay mucho de fuga o de contrapunto musical en este relato donde se dicen muchas, muchísimas cosas sobre el amor, entre otras "que los seres humanos en el amor forman cadenas de medios eslabones...".

("Qué Pasa", 10 de agosto de 1975)

 

- Jesús Lázaro: "El estilo es atractivo, aunque puede achacársele una cierta reiteración en algunos momentos, una excesiva incidencia sobre términos que se desea destacar por repetición. Pero se compensa con una sintaxis ligera, rápida, que invita a continuar la lectura, que arrastra desde el momento que se inicia la primera página. Se evitan complicaciones innecesarias y se le conduce al lector desde el comienzo al doble problema del estilo y del tema".

("Quimera", diciembre de 1983 )

 

- Agata Gligo: "Dolorosa, perfecta en su forma, la novela Paréntesis del escritor chileno Mauricio Wacquez, publicada en Barcelona en pleno año 1975, trata única y exclusivamente acerca del amor. Al terminar la lectura, una asociación inevitable y espontánea trae a la mente ciertas obras que en el siglo veinte han abordado el tema con parecida concentración y prescindencia del mundo circundante: La última niebla, de María Luisa bombal, y El amante, de Marguerite Duras. Quizás también Sinfonía Pastoral, de André Gide. En mi opinión, la novela de Wacquez afronta airosa cualquier comparación".

("Mensaje", agosto de 1988)

 

FRENTE A UN HOMBRE ARMADO (1981)


- Adriana Valdes: "Parece ser la más ambiciosa y la más lograda de sus narraciones", opina la crítica, quien advierte en la historia de Wacquez lo que llama "el juego de inventarse para postergar la muerte": la apertura de un espacio imaginario que se cierra con el libro y con la muerte del personaje, "la víctima propiciatoria con que el narrador y el lector engañan su propia muerte".
...Adriana Valdes concluye: "Este conjunto de temas no es nuevo. Está en una corriente muy importante de la actual expresión artística, y corresponde a una situación contemporánea imposible de eludir, como no sea para la literatura escapista; sus manifestaciones en la poesía y en la plástica ya se han dado en Chile. Entre los narradores, quizás sólo Donoso ( en El obsceno pájaro...y Casa de campo) haya logrado novelas -trabajos de imaginación- que den cuenta de esa zona de significados. El libro de Mauricio Wacquez cala en ella con una agudeza que puede resultar chocante, con un apasionamiento que logra momentos de lucidez deslumbradora. La escritura es el vehículo que le sirve para adentrarse where angels fear to tread ("donde no se atreven a pisar los ángeles")".

("Mensaje", julio de 1981)

 

- Jaime Quezada: "Debe celebrarse como una de las novelas más significativas y valiosas de un autor chileno de este último tiempo. Gozosa de leerse por su escritura, nueva y clásica a su vez, suelta y decidida. por un tema que no escapa de la musaraña de la vida misma".

("Ercilla", 26 de agosto de 1981)

 

- Jorge Edwards: "Ya está lejos de la seguridad narrativa de generaciones anteriores. Lejos del realismo mágico de un Asturias o un García Márquez, o del relato fantástico practicado por Borges o Bioy Casares. Uno desearía que el autor no se deje arrastrar por la tentación del magma verbal, en que algunos escritores de su edad, sobre todo en Francia, han naufragado. Hasta aquí incorpora el "exceso" intelectual y erótico de un mundo novelesco de un equilibrio bien logrado, que no recurre nunca, para citar un ejemplo, a los neologismos o a la incoherencia. Wacquez probablemente pensaría que introduzco aquí una reserva conservadora, y quizás tenga razón, pero en lo que pienso, al decir esto, es en su posibilidad de seguir escribiendo novelas. Frente a un hombre armado es un libro "radical", en el sentidoestricto de la palabra; por eso pone la posibilidad misma de la novela en tela de juicio, y por eso es un libro extremadamente inquietante".

("El Mercurio", 30 de agosto de 1981)


 

 

[ A Archivo Wacquez ] [ A Pagina Principal ]

letras.s5.com ; Proyecto Patrimonio ; Crítica:Mauricio Wacquez, rastros de sus libros

mail: oso301@hotmail.com