Proyecto Patrimonio - 2004 | index | Página Anterior | Autores |





LUIS MIZÓN: Caballero de las Artes y las Letras


por PAOLA PASSIG, Valparaíso

 



Nació en el Hospital Deformes de Valparaíso, que fue destruido para levantar el Congreso
Nacional. Enseñó en la Universidad Católica y partió a París sin saber francés. Ahora el poeta
recibió una condecoración del gobierno de Francia.


El poeta Luis Mizón Morales, que reside en París desde 1974, recibió la condecoración Orden del Caballero de las Artes y Letras que otorga el Ministerio de la Cultura y la Comunicación de Francia -distinción que sólo unos pocos chilenos han conseguido- está convencido de que es más fácil triunfar en sociedades liberales como las europeas, donde los individuos son individuos, que en nuestro país.

“Es más difícil insertarse en un medio como el chileno, donde el talento literario significa poco y se aprecia menos”, sostiene e indica que en Chile existen especies de filtros "que nada tienen que ver con el talento y la creación y que no existen en sociedades más evolucionadas como la francesa”. -Aquí en Chile, dice Mizón, se funciona a, través de un sistema de castas políticas, culturales y aristocráticas, y nos encontramos con que muchas veces surge gente sin talento”, afirma.


De la poesía a la prosa

Reafirma su tesis indicando que los mejores escritores latinoamericanos han escrito sus obras más prestigiadas en Europa y especificamente en Francia. “En Chile tenemos el caso de Neruda, Carpentier, Sabato, Cortázar y sólo se salta a la regla un Arguedas o un Lizama Lima”, argumenta.

Nació en Valparaíso, en el desaparecido y legendario Hospital Deformes en enero de 1942, vivió en Recreo, estudió en el Liceo de Hombres Eduardo Rivera de Viña del Mar y se tituló de profesor de historia de Chile en la UCV donde realizó docencia hasta el 11 de marzo del 73.
-Aún recuerdo como a los 18 años publiqué mi primer libro y se lo vendí todos a los amigos, so pena de muerte si no lo compraban. Y se agotó-, cuenta.

Está separado, tiene dos hijos: uno dedicado a los estudios de medicina y otro a los negocios.
“Cuando quedé cesante decidí irme a París, sin conocer el idioma. Allí conocí a Roger Cailloir, miembro de la Academia Francesa y le gustó mi poesía. Después de su muerte, se publicaron traducciones de mis poemas hechas por él”, comenta al recordar sus inicios en París, y desde entonces sus libros se editan en las más prestigiadas y exclusivas editoriales francesas.

Sus libros escritos en Francia, todos bilingües, son Poemas del Sur; Tierra quemada; Paso de las nubes -que obtuvo el premio a la mejor poesía extranjera en Francia en 1987; El eclipse; Bodas, La provincia perdida, Pasión de la Isla de Pascua y Viajes y regresos.

Mizón publicará el próximo año su primera novela El hombre del cerro Plomo, con la editorial Du Seul, y confiesa que no es fácil pasar de la poesía a la prosa. “Es un cambio paulatino”, señala, al tiempo que anuncia que su novela tratará los grandes problemas americanos.
-Pretendo que sea una interpretación de la historia de nuestro continente, una alegoría y en este sentido comparto la apreciación de mi amigo Armando Uribe de que la novela une lo real con lo fantástico. Empieza con la llegada de un hombre enfermo a un lugar en Perú, desatando situaciones inesperadas.


La sociedad caótica

Sostiene que la poesía chilena es muy buena en comparación al resto de América Latina, pero en cambio considera muy poco afortunada la prosa nacional. “Vuelvo a tomar las palabras de Armando Uribe en el sentido de que la poesía lírica es la que más se ajusta con el carácter un poco caótico de la sociedad chilena y de los chilenos, en esta especie de locura y necesidad por encontrar símbolos”, sostiene. Argumenta que se requeriría para la prosa una lógica, un sentido y una capacidad de verse asimismo y de reflexion que todavía Chile no ha tenido.

Sobre la poesía chilena actual dice que es buena si se parte de la base que se terminó una dictadura y se está en una etapa de transición hacia una democracia. “Afortunadamente la poesía chilena es fiel a una tradición propia de la poesía, aunque critica a una situación específica, se manifiesta en forma poética, porque yo creo que criticar el poder es una función propia de los poetas que actúan como vigilantes del abuso del poder”.

Afirma que toda la poesía es política: la que habla de mariposas como la que alude a las poblaciones callampas, aunque indica que la canción protesta o el panfleto no han aportado nada a la poesía chilena: “La poesía chilena es bastante urbana, pero no se ve lo popular, porque en el fondo no se tiene idea de lo que es lo popular”.

Mizón pasa temporadas de dos a tres meses en Chile año a año, aunque confiesa tener ganas de prolongar sus estadas para tomar contacto con la cultura chilena, y en este sentido, indica que tiene interés en publicar con Editorial Universitaria y en reiniciar clases en la Universidad Católica de Valparaíso. Sin embargo, son aspiraciones. Mientras tanto continuará publicando en París y viviendo en un departamento de la rue de Richelieu.

 

Poesía de Luis Mizón


Desde el extremo de la mesa

Desde el extremo de la mesa
el mar interrumpía nuestras conversaciones
armando y desarmando
la famosa realidad
que nadie conocía,
que nadie sabía conocer.
La tierra próxima
que había que tocar con dedos ciegos
porque habíamos perdido
su contorno de luz
o gastado la trama
de los signos
o quizás
en la perspectiva
habíamos perdido los pasos,
los cuentos y las huellas.


El árbol arde y sueña

El árbol arde y sueña
una estrella oscura respira sobre el agua
y el cielo es más azul que el apocalipsis
donde sudan las estatuas de mármol.

Sus raíces surgen de viejas fotografías
color de tinta
lagos subterráneos
donde el sol sorprendió las arrugas de tu risa.

Sus raíces surgen
del naufragio y de la tumba
de la basura podrida de la fiesta

y como un músico después de una orgía
abre los brazos
y trata de caminar
sobre el agua del alba.

 

Cerca de mi ciudad desmemoriada

Cerca de mi ciudad desmemoriada
arde un bosque de grandes eucaliptos.
Signos impalpables quedan en mis lbros
viejos trazos que no puedo recordar
aparecen en todos mis papeles.
No borres ese canto esa ceniza
hojas de boldo de litre agujas de pino
poemas escritos en cuadernos escolares
sauces aromos cardos
llueve un canto oscuro sobre el mar
y las playas
el techo de las casas
y el oleaje.
El viento olvida
la palabra apenas dicha
en su trama de brizna.
El viento viene del sol o del cielo
de allá arriba del alba y la memoria.
Aquí olvidamos entre tantos muros
que la luz es un brillo sin palabras
y la palabra polvo iluminado.

 

La explosión del silencio

La explosión del silencio
regresa lentamente
a su origen arcaico:
la transfigurada piedra del amor
un rostro erosionado por las voces
una memoria visible
en los muros derrumbados del Sur,

Aprendimos que todo viaje
es un viaje de regreso.

 

Poemas tomados de la edición bilingüe de Gallimard, "Poema del Sur"


 

 

 

Proyecto Patrimonio— Año 2004
A Página Principal
| A Página Anterior | A Archivo de Autores |

www.letras.s5.com: Página chilena al servicio de la cultura
dirigida por Luis Martinez S.
e-mail: oso301@hotmail.com
Luis Mizón: Caballero de las Artes y las Letras.
Por Paola Passig,
Fuente: Diario La Epoca,
14 de septiembre de 1990.