Joaquín Trujillo Silva

 
 

 


 

JUDAS EN EL TRAPECIO

 

Judas, ¿con un beso entregas al hijo del hombre?
(Sn. Lucas – 22,48)


¿Quién sacrificó su carne de cordero?
¿El besador o el besado?
Ya no se escucha el rumor de Jerusalén

¿Dónde Adán fue rescatado?¿En el madero o el beso de Judas?
El hombre ha debido su incienso a otro ídolo como suele ocurrir con Aarón
modelando el becerro al pie de Moisés o como en el blues de Salomón
inclinado ante los amigos de Saba.

A veces sucede que un martirio se recuerda más que un suicidio

Las monedas en manos de Judas y ausentes en las de Cristo
hicieron a uno dios y al otro puerco a éste cordero y a aquel daga
Desde entonces nuestro desprecio por el dinero
Desde entonces las bolsas de valores

Tú Judas Iscariote apedreado por los niños de la tierra
quemado en vísperas del domingo de resurrección
Por favor
Por un momento detengamos los proyectiles
Aclaremos un malentendido:
Tú no resucitaste
y puesto que un dios no eras
no tendrías porque haberlo sabido

Sobre esta piedra fundarás mi iglesia
mientras yo al sepulcro con dirección al paraíso voy
Pedro se disfraza de Papa

Sobre este beso fundarás mi muerte
y por el pan que tocas el elegido has sido
para besar eternamente a Cristo
hasta empaparlo de saliva del Mesías
Judas se descubre a sí mismo un Isaac

Llegó a las cortes ostentosas:
Padre he venido ante ti porque al hombre perdono
decidido estoy a salvarlo
Entonces el padre se sintió celoso
porque el gran banquete del Hades
el gran sacrificio del cordero gigante
acabaría con las cenas de mañana
mediodía, tarde y trasnoche
Padre con este beso libero al hombre de tu señorío
y le lanzo a quedarse esperando
y le obsequio un becerro crucificado
mientras esperan y me apedrean
mientras continúo en el trapecio de mi horca
al vaivén del canto en las iglesias
y la danza en todas las dicotecas de Europa
He traicionado por salvar al hombre
mi salvación de apóstol
Y es que se estaban olvidando de la profecía
Dijeron los jueces
Es que si lo tenemos ahora no es razonable matarlo
y esperar y esperar y esperar
tanto lo hemos hecho
para ahora tener que recordarlo
El hombre habló así y casi se frustra
la expansión del Big-Bang

Cuando el hombre reconoce a su profeta
hay que largarse enseguida o guiarlo al patíbulo
desde Isaías dispuesto

Yo que sé todo porque todo soy desaparezco
en la esfera de ninguna virgen
en el pan que por descuido he tocado
El mendrugo de mi carne
la carne obsequiada

No me consolará que en la cima de catedrales
la cruz cambien por la santa horca

Padre no pude sino traer a los sacerdotes y oficiales
que arrestan a mi hermano en su milagro de oreja repuesta

Padre desde mi columpio yo Judas
te digo en mi completo sacrificio

Padre tú no me abandonaste como a Cristo
porque yo te abandoné a ti.

 


ENTRADA FUNEBRE DE MACBETH EN PALACIO DE GOBIERNO

a propósito del asalto a la Moneda

Fue al compás del regimiento
y los enjambres de hawkers
como Macbeth llegó ante su Rey
Decía que el trigo lanzado contra su boca
y el batir de ollas día y noche
lo habían impulsado a la entrada fúnebre

Pero las brujas está vez no dijeron ni pío
porque saben que el destino no está para inminencia
Parecía un atardecer enrojecido
mas la lluvia no había venido aún
Parecía un lodazal de lágrimas
el sudor en los edificios del enemigo
y sin embargo todos los abrigos calzaban a sus dueños
Los collares de perlas furiosos también
querían ser horcas en el pescuezo de sus patronas

Fue con una sirena en ultraje continuo
como ardía el mismo palacio
donde Agamenón se socorría de su esposa
Allí Egisto era MacBeth y viceversa

Un andamio colgando de las nubes
volaba para rescatar a sus nuncios
Es una madre caprichosa: La Unión Soviética

Una balsa entumecida
por el mar lanzada a tierra se repleta
como de los náufragos de la Atlántida
Es una hermana manos en cintura: Cuba

Un corcel casi tanque de museo
disparó miles de alcobas con puertas abiertas
Es una anciana violada por su toro: Europa

Pero aquel cielo en humareda
no conoció tanto batir de palmas
en las oficinas del Santo Pentágono

Desde lejos las tres brujas
presenciaron la caída del Rey
con un puchero en sus labios y los maleficios

Pobre esta Lady MacBeth jamás arrepentida
Tendremos que llevarla ante un espejo
Pobres vasallos y cohorte de Chicago
Tendremos que privatizar sus enaguas para la Mass Media

Me impiden matar a estos susurrantes
las normas del buen gusto que ellos no respetan

Vengan ahora los cobardes sobrevivientes
acérquense por esta noche
A la habitación acompáñenme donde a MacBeth
las pesadillas visitan para tomar el té
Donde su esposa sonríe viendo
a sus hijos sacrificar sus propios hijos
frente al altar del viejo Rey
del cónsul ascendido para el ultraje
al Emperador del mausoleo
más grande y modernizado de Escocia.

 

 

Leer: Joaquín Trujillo Silva: "El arca subsumida"

Leer: Joaquín Trujillo Silva: "Ema Fumante o la Nueva Gog Derrumbada", (Obra seleccionada de la muestra OFF DE DRAMATURGIA Publicado por Ediciones del Temple, Santiago 2004, 268 págs)



 

 

 
 

[ A PAGINA PRINCIPAL ] [ A ARCHIVO COLABORACIONES ] [ A ARCHIVO DE AUTORES ]

mail : oso301@hotmail.com



letras.s5.com , proyecto patrimonio, JOAQUIN M. TRUJILLO SILVA: Poesia

proyecto patrimonio es una página chilena que busca dar a conocer el pensamiento y la creación de escritores y poetas, chilenos y extranjeros, publicados en diarios, revistas y folletos en español

 

te invitamos a enviar tus sugerencias y comentarios